El Feng Shui y el Color

Vivimos inmersos en un mundo de color. Todo lo que percibimos a nuestro alrededor tiene un color. La importancia del color en el ser humano es básica, porque nos afecta a nivel emocional. El color es la impresión producida al incidir en la retina los rayos luminosos difundidos o reflejados por los cuerpos. Algunos colores toman nombre de los objetos o sustancias que los representan naturalmente.

Los colores emiten vibraciones energéticas, que afectan nuestras emociones y contribuyen a subir o bajar nuestra energía o Chi personal. El color influye de forma sutil en nuestros estados de ánimo.

Para el Feng Shui, el color es una herramienta fundamental para crear una ambiente equilibrado, armonioso y adecuado a la función que se realiza en él. El Feng Shui utiliza el color para equilibrar el Chi, para ampliar espacios pequeños, o para reducir grandes áreas…

La mala utilización del color, dentro de un espacio, puede dañar la calidad energética del mismo, y crear Feng Shui que afectara las personas que están en ese momento presentes en el lugar.

El Feng Shui clasifica los colores, según su naturaleza, como Yin y Yang ya que desde el punto de vista del Feng Shui, cada color tiene una energía masculina o femenina, puede ser calmante o energizante, activo o pasivo…

El Feng Shui y el Color

El Feng Shui y el Color

Los colores Yin, son colores pasteles y suaves, que producen sensación de tranquilidad y paz. Sin embargo, la utilización en exceso de grises y negros en un espacio, pueden afectar a la persona produciendo tristeza y abatimiento, introspección y tendencia al aislamiento. Podemos clasificar como colores Yin, el azul y verde pálido, los colores cremas y beiges claros, marrones, negros y grises.

Los colores de naturaleza Yang, al contrario son aquellos que energetizan, estimulan y apasionan, como por ejemplo el rojo o el naranja. Pero un exceso de estos colores, produce agresividad, emociones desbordadas, nerviosismo, en las personas.

Por lo tanto, para el Feng Shui, la dosificación de los colores, es básica e importante, y viene dada por la función que se realiza dentro de un ambiente determinado.

En un dormitorio o un estudio por ejemplo, utilizaremos colores de naturaleza Yin, como el verde pálido, o azul, para ayudar al descanso, a la relajación y a la paz. Sin embargo también es importante, la colocación de algún color Yang, en pequeños toques, con el fin de lograr equilibrio y armonía adecuadas.

“Los colores de naturaleza Yang, al contrario son aquellos que energetizan, estimulan y apasionan”

En el caso de los salones de estar y comedores, la presencia de colores Yang, nos ayudaran a relacionarnos mejor con los demás, aunque la colocación de detalles en la decoración en colores Yin, evitaran, discusiones, desarmonía y exceso de agresividad.

El Feng Shui utiliza además para seleccionar los colores adecuados a cada espacio, los cinco elementos chinos y sus ciclos. A cada elemento chino le corresponde uno o más colores, que además tienen correspondencia con uno o más puntos cardinales. Utilizando el color adecuado, estaremos equilibrando un ambiente y potenciando las energías presentes en el mismo.

Es importante, que conozcamos que sentimientos despiertan cada color y como debemos utilizarlos dentro de la casa:

  • ROJO: el color rojo se relaciona con el elemento fuego y con el punto cardinal sur. La energía del fuego es expansiva: desmaterializa y expande. Tiene la capacidad de elevar el ritmo cardiaco, y estimular el Chi personal. Este color proporciona ayuda cuando estamos deprimidos, y apáticos, sin embargo es importante utilizarlo en pequeños toques. Se desaconseja su uso en paredes, es preferible usarlo en cojines, telas, u objetos varios, porque utilizado en exceso, podría ponernos nerviosos o ansiosos. En estudios y dormitorios, es preferible evitar este color, por ser ambientes de naturaleza yin. Su uso en salones y comedores, en su punto cardinal correspondiente, estimularán la fama y reconocimiento a nuestros logros y a nuestro trabajo. En China, el rojo es considerado de buena suerte. Además tiene la propiedad de estimular el apetito.
  • VERDE: simboliza el crecimiento y la expansión, se relaciona con el elemento madera con los puntos cardinales este y sureste también se asocia con la primavera. Transmite seguridad, y expansión, juventud, deseo, descanso, y equilibrio. Para el Feng Shui el uso de este color en los dormitorios de los niños, estimula el crecimiento, tranquiliza los nervios y trae paz y armonía. Ideal también para estudios, por ser un color yin. Su utilización en las orientaciones que le corresponde estimulara la riqueza, prosperidad y la salud.
  • AZUL: produce sentimientos tranquilos y pacíficos. Es un color que inhibe el apetito, por lo tanto no debe usarse en cocinas y comedores, y además provoca introversión y no debería usarse cuando hay estados de depresión o apatía. Es adecuado utilizarlo en dormitorios o cuartos de estar, ya que potencian la armonía familiar.También se puede usar en despachos, salas de espera y lugares de estudio, por la serenidad y tranquilidad que transmite.
  • BLANCO: el blanco es manifestación del elemento Metal, y corresponde a los puntos cardinales Oeste y Noroeste. Simboliza la pureza, pero también la frialdad. Purifica, estimula, y unifica. Su utilización en cuartos de baño es ideal. Utilizado al Oeste de nuestra casa, potenciara la creatividad, proyectos e ideas nuevas.
  • NEGRO: El negro se relaciona con el elemento Agua y su punto cardinal correspondiente es el Norte. El negro debe usarse e en pequeños toques y siempre equilibrándolo con colores mas vivos. Simboliza la profundidad y tristeza, también el misterio. Si colocamos este color en la zona 1 del Bagua, estaremos potenciando la carrera y los logros profesionales.
  • AMARILLO: representa la claridad, la alegría y la longevidad. La presencia del amarillo tiene que ver con el elemento Tierra y el Tao, el centro energético de nuestra casa. También con los puntos cardinales SUROESTE Y NORESTE. Este color sube nuestro optimismo e inteligencia y amplía el espacio. Es adecuado para cocinas y comedores, donde se reúne la familia. No es apto para dormitorios.
  • ROSA: el rosa relaja mucho y es adecuado en dormitorios y en la habitación de los niños para ayudar a conciliar el sueño, ya que tiene efectos calmantes y relajantes. Representa la ternura, la ingenuidad y bondad. También es el color del amor y romanticismo.
  • MARRÓN: relacionado con el elemento Tierra, representa la estabilidad. Se puede utilizar en los puntos cardinales Suroeste y Noreste, para potenciar las relaciones. Puede ser adecuado en comedores y salones.
  • GRIS: es un color sombrío, triste y serio. Puede utilizarse en las zonas regidas por el METAL o el AGUA, sin embargo es desaconsejable su uso en las casa, y es ideal para despachos y oficinas, por crear una ambiente de respeto y seriedad.
El Feng Shui y el Color

El Feng Shui y el Color

Es importante que tomemos en cuenta que cuando hablamos de color estamos hablando de todos los objetos que nos rodean, no solo de la pintura de las paredes, sino de tejidos, muebles, objetos de la decoración en general. Por lo tanto a través de la colocación de plantas, flores, cuadros, cortinas, tapicerías, etc., podemos combinar colores, generar atmósferas y crear ambientes adecuados a cada situación.

Además de equilibrar el Chi del ambiente, el Feng Shui aprovecha el color y sus efectos psicológicos, para provocar una serie de sensaciones adecuadas para cambiar nuestros estados de ánimo. El vestirnos de un color u otro nos ayuda a calmar nerviosismo y agitación o a subir nuestra energía en momentos de depresión, ya que el color ayuda a que nos expresemos y conecta con nuestro interior y nuestras emociones.

Para que nos “vean” rápidamente nos vestiremos de color rojo, por ejemplo, si estamos bajos energéticamente, colocarnos una bufanda roja, subirá nuestro animo. Cuando tengamos una reunión importante de trabajo, podemos vestirnos de blanco y para reunirnos en familia o con amigas, el verde claro, es un color fresco y relajante.

El negro lo usaremos para seducir y el amarillo para visitar enfermos. Envolvernos con mantas azules o verdes, reducen estados emocionales agitados.

En definitiva para el Feng Shui el color es una herramienta básica y fundamental, que usada adecuadamente dentro de un espacio, contribuirá a la presencia de un Chi armonioso y equilibrado, favoreciendo nuestro Chi interior y por lo tanto, nuestro comportamiento, emociones, pensamientos y creatividad, de forma positiva, contribuyendo así al logro de nuestras metas y objetivos.

Comentarios

Compartir

Información

Entradas Relacionadas

X


Fatal error: Call to undefined function adrotate_group() in /home/xlrozwtp/public_html/wp-content/themes/espaciofengshui-bootstrap/footer.php on line 138