Feng Shui en los Negocios

Una aplicación importante del Feng Shui, es en los Negocios. Cuando emprendemos la aventura de montar nuestra propia empresa, lo hacemos con el objetivo de que tenga éxito, recuperar lo invertido, que aumenten nuestras ganancias y que podamos tener estabilidad económica…

Para ello, seleccionamos el lugar cuidadosamente, invertimos grandes cantidades de dinero en el mobiliario y la decoración, empleamos gente cualificada, y sin embargo, no pensamos que si la calidad de la energía que fluye en el espacio físico donde va a estar nuestro negocio, ya sea local comercial u oficina, no es la adecuada, traerá consecuencias que nos impedirán lograr nuestras metas y objetivos.

Hoy día cada vez más empresarios y directivos de empresas consultan a un experto en Feng Shui, cuando van a emprender un negocio. Aplicar las teorías del Feng Shui a una empresa o local comercial, ayudará a crear un ambiente de trabajo adecuado, aumentará la productividad de lo trabajadores, creando una energía positiva y bienestar, que se traducirá en éxito y prosperidad del negocio.

Feng Shui en los Negocios

Feng Shui en los Negocios

El alcance del Feng Shui es completo, pues abarca todos los ámbitos: el espacio físico en la arquitectura, la decoración de interiores, la salud y también el equilibrio mental de los individuos. Promover un Chi positivo en estas áreas puede tener un fuerte impacto en la prosperidad y ayudar a lograr los objetivos expuestos anteriormente.

El experto en Feng Shui, analiza a fondo numerosos factores, para luego aplicar sus teorías y conceptos, cuidando que la calidad del Chi, que se mueve dentro del espacio sea la adecuada.

Un factor determinante en el análisis, es conocer la historia del lugar que va a ser sede de nuestro negocio. El objetivo de esta investigación, es hacernos una idea de cómo es el Feng Shui de la oficina o local comercial que estamos pensando comprar o alquilar. Los edificios son afectados por la influencia de sus habitantes y por las actividades que tienen lugar dentro de ellos. Estos efectos continúan aun cuando los habitantes de la casa la hayan dejado, y afectarán a la prosperidad de los nuevos inquilinos.

El entorno inmediato a nuestro negocio, ya sea urbano o no urbano es otro factor determinante que afecta la calidad de la energía. Las características de las calles cercanas, su disposición respecto a nuestro local, el tránsito y la fluidez del mismo, la forma de nuestra edificación y las edificaciones vecinas, su altura, material del que están hechas, colores, y ubicación dentro del contorno que rodea al lugar. Elementos varios, como árboles, postes de luz, teléfono, antenas, plazas, rotondas, parques cercanos, fábricas, cementerios, clínicas y hospitales, etc., afectan la calidad energética del lugar, y pueden transformar el Chi en Sha Chi o energía negativa, o no adecuada para el tipo de actividad que allí vamos a desarrollar.

Aplicando además la teoría de los Cinco Animales Celestiales podemos también ubicar cual es el emplazamiento ideal, donde se genera una energía de suerte y prosperidad para los que allí habitan o montan sus negocios.

A través del Feng Shui podemos también seleccionar nuestro local comercial u oficina, de acuerdo a su ubicación dentro de la misma edificación. Existen zonas más propicias que otras donde hay mayores expectativas de que el negocio marche mejor. La calidad del Chi no es la misma si nuestro negocio está cerca de una escalera, al final de un pasillo, en las esquinas de la edificación, al centro, en los pisos bajos o superiores.

La entrada principal a la oficina o local comercial, también juega un papel muy importante Una entrada no adecuada, afecta la energía que entra y en definitiva que va a estar presente en el lugar. Debemos recordar que la puerta principal es lo primero que ve el público, su proporción, material, colores, y también su orientación, son elementos importantes a analizar. Si la actividad que vamos a realizar en el negocio, tiene unas características del tipo Fuego por ejemplo, se vería apoyada si la puerta principal está al Sur.

Feng Shui en los Negocios

Feng Shui en los Negocios

La recepción es la zona de transición entre el exterior y el resto del lugar. El diseño de la recepción, y su ubicación son fundamentales en todo tipo de negocios. Pueden amplificar los beneficios de una energía adecuada o dañarla. Un recibidor amplio y luminoso, es muy beneficioso, un recibidor pequeño y oscuro, por ejemplo, no lo es.

Estudios de Feng Shui

La forma del local en si, estructuras de la misma como ubicación de columnas y vigas, ubicación y tipos de escaleras, ascensores, la colocación y tipos de puertas y ventanas, etc., son elementos importantes de estudio, porque de éstos dependen que la energía que se mueve en el interior, tenga la calidad necesaria para que haya equilibrio y armonía en el ambiente y en consecuencia, éxito suerte y prosperidad para la empresa.

En el diseño del ambiente interior, básicamente intervienen factores, como el movimiento de la energía dentro del lugar, la forma y materiales del que está compuesto el mobiliario y demás objetos, los colores, la ubicación de puertas y ventanas dentro del mismo ambiente. Todos estos elementos en su conjunto, nos van a dar directrices de cómo debe ser el diseño adecuado del local u oficina. La iluminación es otro elemento fundamental, que puede afectar la calidad de la energía de forma favorable o desfavorable. Una iluminación bien lograda logrará que el Chi fluya de forma adecuada trayendo suerte y beneficios a la empresa. Se puede utilizar la iluminación para suavizar aristas angulosas, potenciar la energía de un lugar, iluminar rincones oscuros, completar áreas faltantes, o darle más luminosidad a un lugar muy Yin. Una iluminación bien lograda traerá una cantidad de energía Yang, y aumentará la prosperidad del lugar.

A través de la teoría de los Cinco Elementos Chinos y sus ciclos, y aplicando el Mapa Pakua, el experto en Feng Shui, puede determinar que características energéticas debe tener cada orientación cardinal para que haya armonía y equilibro en el espacio.

El equilibrio Yin-Yang es otro determinante para la calidad del Chi del lugar. El balance entre las dos fuerzas opuestas de la energía, es fundamental para el Feng Shui. El resultado de un buen equilibrio entre el Yin y el Yang de un negocio incitarán a las personas e entrar, y permanecer en él, sintiéndose a gusto y queriendo regresar con frecuencia al mismo lugar.

También el Feng Shui organiza a los trabajadores de la empresa según sus características energéticas. Determina, cuales son sus direcciones más favorables para trabajar, la compatibilidad entre unos y otros, para fomentar que las relaciones sean armoniosas y fluidas. Un trabajador con salud plena y que se siente a gusto en su entorno de trabajo, incrementara su productividad considerablemente.

El experto en Feng Shui, además puede asesorar al empresario en el diseño de logotipos la papelería y rótulos de la empresa, la ubicación de los mismos dentro del espacio, para fomentar y transmitir una imagen positiva de la misma.

En definitiva, la intervención del Feng Shui es primordial y esencial, ya que planificando el espacio, reduce al mínimo los efectos negativos de algunas áreas y realza la productividad de otras. El promover un buen Chi, en la entrada principal, en las zonas de venta, salas de reuniones, oficinas, y otras dependencias, tiene un fuerte impacto en la toma de decisiones y negociaciones importantes y por lo tanto en la prosperidad de la empresa. La utilización de los principios del Feng Shui en los negocios, evita que se cometan errores, que puedan disminuir el volumen de ventas, la insatisfacción entre los empleados y la escasez de buenas negociaciones.

Compartir:

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn5Share on Tumblr0Email this to someone

Deja un comentario

Compartir en Twitter

Lista de Correo




X