La Esencia del Feng Shui

Los orígenes del Feng Shui se remontan a hace mas de 3000 años en la antigua ChinaLos sabios chinos de esa época, mediante la observación, vieron que existía una fuerza energética que movía todo lo existente y a la que llamaron Chi. Esta fuerza energética, alimentaba y beneficiaba a las personas, a la naturaleza y al entorno en general. También vieron que esta fuerza energética debido a las características del medio ambiente, colores, formas, disposición de las cosas, etc., se podía transformar en energía negativa o Sha Chi; afectando de forma muy desfavorable a los individuos y a las acciones que emprendían en sus vidas. El Feng Shui es la ciencia o el arte que estudia como se mueven estas energías, como se comportan, y como afectan al ser humano.

Buda Feliz

Buda Feliz

Hoy día, 3000 años mas tarde, en el mundo occidental, hemos aprendido a obviar y a ignorar la presencia de las energías presentes en el entorno. ¿Cuál es el problema si no la necesitamos? Es un grave error pensar que nuestras vidas no se ven afectadas por esa energía en la cual estamos sumergidos, y que nos conecta con la naturaleza, con el ambiente o espacio y con los demás seres vivos. El mundo moderno que nos rodea, nos impide sentir o percibir estas energías: la contaminación ambiental, los aparatos eléctricos, equipos electromagnéticos, televisores y ordenadores inhiben nuestra capacidad de captación de las mismas. Pero a pesar de esto, todos sabemos y muchos aun logramos sentir, que hay lugares más agradables que otros, donde nos gusta estar en tranquilidad, armonía, relajados, leyendo un libro o simplemente descansando y que hay otros lugares, donde estamos inquietos, nerviosos, y que no nos agradan. Aquí el Feng Shui juega un papel muy importante ya que es una gran ayuda para el ser humano. A través del Feng Shui, podremos afianzar lo que ya nos dice nuestra intuición de forma natural. Nos da una respuesta a nuestras preguntas, y a nuestras inquietudes, cuando sentimos o percibimos que hay algo en un espacio que no nos agrada.

Si no hay armonía y equilibrio en nuestro entorno no puede haberla en nuestra vida. Los lugares donde permanecemos muchas horas (como por ejemplo nuestra casa), reflejan como un espejo, nuestro inconsciente y nuestro mundo interior y los distintos aspectos que forman parte de nuestra vida como, por ejemplo, nuestra prosperidad económica o nuestro trabajo.

Cuando echamos una mirada a nuestro alrededor y detallamos como es nuestra casa, que es nuestro espacio mas íntimo, veremos sin duda, lo que somos. Cuando colocamos un objeto cualquiera en un rincón de la misma, un mueble, una lámpara, o un cuadro, lo estamos haciendo con el corazón y mostramos al mundo exterior nuestro interior. Aunque las casas sean iguales en su estructura y construcción, cada habitante la transforma a través de la decoración, colocando su mobiliario, colores, formas, distintos objetos, plasmando su personalidad y pensamientos más profundos en ella.

Eso es lo que estudia el Feng Shui. Busca en cada rincón de la casa, en cada esquina de la misma, a la persona o las personas que viven en ella, y su forma de ver la vida. El especialista en  Feng Shui detecta donde hay discordancia o desarmonía, e indica cual es el camino correcto para lograr el equilibrio, del espacio, que reflejará, entonces, el equilibrio interior de la persona en una interrelación mutua y constante entre ambas energías, en definitiva como en una sola unidad. Una vez que la persona logra armonía y equilibrio en su casa o espacio más íntimo, lograra armonía y equilibrio en su interior y en consecuencia en su vida y en los distintos aspectos que esta encierra como son las relaciones con los demás, la salud, el trabajo, la economía, etc.

Cada espacio de nuestra casa que nos pertenece, es como una fotografía de los que somos. El especialista en Feng Shui plasma e interpreta, esa fotografía, ayudando a la persona a entenderla e interpretarla también, sabiendo que esto es además una interpretación de si mismo y de su vida.

Curso de Especialista en Feng Shui Metafísico

“Cada espacio de nuestra casa que nos pertenece, es como una fotografía de los que somos.”

El dormitorio de nuestro hijo o hija adolescente por ejemplo, la disposición del mobiliario, los objetos, los colores, los pósteres en la paredes, etc., ¿no nos esta hablando de su personalidad, del momento que esta viviendo? Si en este espacio existen bloqueos o estancamientos, reflejará los mismos bloqueos en su vida, que no son más que un espejo de su mundo interior. Si hay caos y desorden, nos hablaran de una personalidad caótica, perdida, y sin rumbo. Reorganizando su pequeño mundo, su dormitorio, y reordenándolo de la manera adecuada encauzaremos su vida, ayudándole a logar sus metas mas preciadas.

La asesoría de un experto en Feng Shui, no es más que un pequeño empujón o ayuda, para interpretar lo que ya sabemos en el fondo de nuestro corazón, pero que no logramos a veces entender, o descubrir por nosotros mismos. Es una ayuda, en un momento muy puntual en el que necesitamos poner orden en nuestro espacio, y por ende en nuestras vidas. El experto en  Feng Shui, encuentra en cada objeto y mueble de una casa, la sensibilidad de la persona, sus aspectos interiores mas preciados, su personalidad, sus propias energías, para luego encauzar y retomar lo que esta en desorden o caótico.

El sentir y percibir las vibraciones energéticas de los objetos o muebles, de una lámpara, una planta o una mesa, es una manifestación de la capacidad que tiene la persona que hace Feng Shui, y que además le permite conocer cual es el lugar exacto que debe ocupar ese objeto para que no se rompa la armonía energética del ambiente. El colocar los objetos en su lugar adecuado y preciso, ordena y equilibra la totalidad del ambiente y espacio. El poner orden entre lo denso y lo sutil, contribuye a un espacio armonioso y equilibrado, donde todo esta en perfecta armonía, y este orden y armonía automáticamente se vera reflejado en nuestra vida diaria, en nuestros actos y en nuestro comportamiento y forma de enfrentar los distintos problemas que se presentaran en nuestro camino. Y aunque no estemos en nuestra casa, los hilos energéticos que nos conectan con ella, repercutirán también en otros espacios distintos y diferentes, de forma positiva y favorable, trayendo beneficio a las personas que nos rodean.

La Naturaleza en Armonía

La Naturaleza en Armonía

Y si además esto viene acompañado de una gran intención de un cambio que sale de nuestro corazón como dueños de es espacio que somos, el efecto se amplificara y aumentara varias veces mas, beneficiándonos a nosotros mismos y a nuestra vida.

Esta es la esencia de un experto en este arte ancestral y tan antiguo, que se llama Feng Shui, y que heredamos del mundo oriental y que además, intenta hoy día, abrirse camino en el mundo occidental, con el fin, de lograr ayudar y beneficiar a los seres humanos que vivimos en este mundo tan caótico y tan difícil, denso y desordenado, donde se obvian las presencias más sutiles y se le da más importancia a lo material.

El que busca la ayuda de experto en  Feng Shui, está abriendo su corazón a un mundo nuevo de armonía y equilibrio, beneficiando si duda alguna, toda su vida.

Compartir:

Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn4Share on Tumblr0Email this to someone

Deja un comentario

Compartir en Facebook

Lista de Correo




X